Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Mató a golpes a su hija de 3 años porque la interrumpió cuando tenía sexo con su novio

 


"¡Que en paz descanses ángel", publicó la mujer en TikTok luego para despedir a su hija asesinada.

Una joven inglesa de 23 años fue declarada culpable por el homicidio involuntario de su hija de 3 años, a quien falleció a causa de los golpes que le propinó su madre porque la interrumpió cuando mantenía relaciones sexuales con el novio.

Además, Nicola Priest publicó un video en Tiktok tras haber matado a Kaylee-Jayde Priest.

Allí se mostró "triste" mientras tararea e intenta cantar un tema musical que se escucha de fondo. Y señaló: "Lo siento mamá y papá. Sé que lo arruiné mucho. Debería haberlo hecho, debería haberlo hecho mejor".

Kaylee fue hallada muerta en el departamento en el que vivía con su madre y su entonces pareja, Callum Redfern.

La investigación reveló que la pequeña fue asesinada a golpes luego de que los interrumpiera mientras tenían relaciones sexuales, con graves lesiones en el pecho y el abdomen.

Pericias forenses determinaron que la chiquita también tenía otras lesiones antiguas, incluyendo costillas rotas, fracturas en la parte inferior de la pierna y un esternón fracturado.

Los expertos compararon las heridas de la nena con las de un menor atropellado a 64 km/h o que haya caído de un tercer piso.

"Perdiste la paciencia y fuiste parte del asalto que le costó la vida a Kaylee. Una rápida llamada de asistencia médica por parte de uno u otro de ustedes habría salvado su vida", le dijo el juez del caso, para luego dar a conocer las condenas de 15 y 14 años de cárcel, respectivamente.

Tras la sentencia Priest publicó en su cuenta en TikTok un video para despedirse: "¡¡¡Te amo tanto querida mami nunca te olvidará!!! ¡¡¡Que en paz descanses ángel!!!".

Comentarios

PUBLICIDAD