Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


La Biblioteca Popular de Posadas realizaron una sentada en reclamo por sus sueldos frente a Ribeiro

 


La firma Ribeiro mantiene una deuda de alrededor de un millón y medio de pesos por el pago del alquiler del edificio que pertenece a la Biblioteca Popular de Posadas. Mientras, la histórica institución afirma que ese dinero se utiliza par el pago de sueldo de sus empleados.






En la mañana de hoy, miércoles, empleados y socios de la Biblioteca Popular de Posadas llevaron adelante una sentada, en reclamo de la millonaria deuda que mantiene la empresa Ribeiro con la histórica institución de la capital misionera.

La deuda tiene que ver con el alquiler del local comercial que pertenece a la Biblioteca popular, ubicado al lado del edificio la institución, y que actualmente es utilizado por la empresa Ribeiro. Según comentó Rubén Souza, empleado de la biblioteca, la empresa de ventas de electrodomésticos debe un total de 7 meses de alquiler  “eso implicaría masomenos un millón y medio de pesos más los punitorios por los atrasos del pago”.

Este abono afecta directamente a la biblioteca puesto que ese dinero se utiliza para el pago de sus empleados. “Desde la Comisión Directiva informaron que este mes no nos van a abonar todo el sueldo, sino la plata que queda en el banco que sería unos 100 mil pesos, eso nos vamos a dividir entre cinco personas que trabajamos acá. Pero esa cifra no se acerca a cubrir nuestros sueldos”, explicó Rubén.

Frente a esto, los empleados del histórico edificio de Posadas, llamaron a una convocatoria para llevar adelante una sentada frente al local de electrodoméstico. Alrededor de 30 personas asistieron al reclamo que incluyó carteles, música y cantos.

“Ayer a la tarde decidimos convocar a está sentada y la respuesta de los socios fue muy buena, hay otros que se solidarizaron por télefono”, dijo el bibliotecario.

Mientras, continúan los intentos para llegar a un acuerdo, sin embargo, desde la Biblioteca Popular afirman que no recibieron respuesta alguna de la reconocida firma.

“No hubo ninguna respuesta de Ribeiro, hemos tratado de comunicarnos por teléfono pero no te atienden o te derivan a otras áreas. El tesorero mandó correos electrónicos a la persona con la que nos comunicamos en Buenos Aires, del área de finanzas de Ribeiro, y tampoco no nos contestó nada, así que no tenemos ni noticias”, lamentó Souza.

Además explicó que de seguir con esta situación no tendrán más alternativa que acudir a la justicia.

“El reclamo continúa con una carta de documento y a partir de ahí iniciar acciones en el juzgado que corresponda para proceder al desalojo porque están incumpliendo con el contrato que firmaron”, dijo.

El acuerdo entre ambas partes aún no se sabe cómo ni cuándo podría llegar, lo cierto es que los empleados de la biblioteca reclaman que se salde esa deuda para tener que llegar a cobrar sus sueldos en “mini cuotas”.

Comentarios

PUBLICIDAD