Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Detuvieron a un escribano que tenía un cadáver descuartizado en una valija e intentaba arrojarlo al río Luján

Detuvieron a un escribano que tenía un cadáver descuartizado en una valija e intentaba arrojarlo al río Luján

El miércoles por la noche, una llamado al 911 alertó a la policía de la Comisaría 1° de Luján que en un vehículo circulaba de manera sospechosa por un camino a la vera del río Luján. Cuando la policía llegó al lugar, encontró un cuerpo mutilado y a un automovilista con rastros de sangre. 
El hombre quedó detenido de inmediato. Se trata de un escribano de la zona, Ricardo Ignacio Baladía, de 56 años de edad. Según las primeras informaciones, el casero del exrestaurante El Colonial fue el que dio aviso a un funcionario local sobre el rodado BMW que circulaba cerca del puente Mitre, en Luján.
Los efectivos detectaron que en el vehículo plateado marca BMW, había un hombre con las manos ensangrentadas y advirtieron que estaba por arrojar al río una valija. En el interior de la maleta había un cadáver descuartizado. También encontraron rastros de sangre, y de lo que aparentaba ser masa encefálica, al borde del río.
En el auto del hombre secuestraron USD 20.700 y un DNI a nombre de Miguel Alejandro Pereyra, de 42 años y con domicilio en Castelar, que luego se determinó era la identidad de la víctima.
De acuerdo a información policial, el escribano aseguró que mató al hombre porque lo sorprendió mientras intentaba ingresar a su escribanía, supuestamente para robarle. Así, el escribano reconoció que le disparó varias veces y cortó el cuerpo en fragmentos porque lo descubrió robando dentro de su escribanía.
Ahora, se está investigando si Pereyra era el jardinero de Baladía en la escribanía. En tanto, se realizaron allanamientos en la escribanía de Baladía, ubicada en la calle Almirante Brown.
A las 3 de la mañana, personal de la división Delitos Complejos de Policía Científica allanó el lugar donde encontró rastros de sangre junto a una hidrolavadora que habría usado para borrar los rastros del brutal crimen que estaban en pisos y paredes. Además, secuestraron un cuchillo Tramontina de 33 centímetros.
Para la fiscal Mariana Suárez, interinamente a cargo de la UFI N°10, la fiscalía es efectivamente la escena del homicidio.
La autopsia comenzará en las próximas horas en la morgue de Chivilcoy. Comenzará con el torso, luego otros miembros inferiores que fueron encontrados serán analizados: el cuerpo no está completo, se cree que el resto está en el río. No se encontró, por ejemplo, la cabeza.

Comentarios

PUBLICIDAD