Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Polémica: el agua le llegaba a los tobillos y no suspendieron el corso




Durante la madrugada del sábado las agrupaciones del Corso Color de Orán tuvieron que bailar en medio de la tormenta eléctrica y pidieron una reunión urgente para que no vuelva a pasar.

Polémica: el agua le llegaba a los tobillos y no suspendieron el corso
Los corsos de todo el Noroeste viven un año complicado por las lluvias que hicieron suspender varias jornadas, por lo que los organizadores buscan soluciones en cada ciudad. En San Salvador de Jujuy, San Pedro, El Carmen, Libertador General San Martín y varias localidades del norte salteño ya se perdieron algunos días de espectáculo.
En Orán, Salta, pasó lo contrario. Los organizadores del Corso Color decidieron que el show debía continuar pese a la fuerte tormenta eléctrica y un diluvio que azotaba a la zona, por lo que los bailarines tuvieron que mostrarse con el agua a los tobillos.
Pese a que tuvieron que cumplir con el baile de esa noche, los jefes de las comparsas pidieron una reunión urgente para mostrar su enojo con lo sucedido y pedir que no se repita.
“Nos hicieron bailar bajo la lluvia, con el agua a los tobillos. Es muy inseguro porque no podíamos observar ni dónde pisábamos”, dijo uno de los bailarines y destacó que hay gente herida.
Además, destacaron que el agua perjudicó mucho la ropa y el calzado de todos los participantes, que tenían que volver a usarla en el corso de anoche, informó Radio Ciudad Orán.

Comentarios

PUBLICIDAD