Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Belsunce: allanaron la casa de la masajista y Pachelo volvió a Carmel

 


La casa de la masajista Beatriz Michelini, imputada por falso testimonio al declarar en el juicio por el crimen de María Marta García Belsunce, fue allanada ayer a la mañana en busca de las fichas de varios de los pacientes que atendía en el country Carmel de Pilar en 2002, cuando fue asesinada la socióloga. Entre los nombres que iban a buscar estaba el de la propia víctima y el de la exesposa del acusado de haberla matado, Nicolás Pachelo (46).

El procedimiento se realizó en la casa que Michelini habita en la calle Perini de Bronzel al 700, en la localidad bonaerense de Pilar, en el norte del Conurbano. El operativo se realizó en el marco de la causa por falso testimonio, violación de elementos probatorios y encubrimiento agravado, que se le inició tras su declaración en juicio (el tercero en esta causa) que tiene como acusado a Pachelo y a dos exvigiladores del country.

Por orden de la jueza de Garantías 3 de San Isidro, Andrea Rodríguez Mentasty, y a pedido del fiscal de ese distrito Esteban Álvarez, la policía ingresó al domicilio de Michelini en busca de las fichas que ella misma elaboró de los pacientes Inés Davalos Cornejo –exesposa de Pachelo–  de Susan Murray –quien trabajaba con María Marta en Missing Children–, del viudo Carlos Carrascosa, de Irene Hurtig, de su fallecido esposo, Guillermo Bártoli, y de la propia socióloga asesinada, detalló Télam.

Es que, en ocasión de declarar en el juicio al que desde julio es sometido Pachelo como acusado del crimen de García Belsunce, la masajista no pudo explicar por qué en una caja de fichas que entregó a pedido de la Justicia como evidencia del caso en julio de 2018 faltaban justamente las de los arriba nombrados.

Ante la presunción de que esas pruebas puedan estar en su domicilio, y teniendo en cuenta que ahora Michelini está imputada en una causa penal, se dispuso el allanamiento en su domicilio, explicaron los voceros.

Pero no fue el único procedimiento que se realizó ayer. Después de veinte años, Pachelo volvió al Carmel para estar presente en una inspección ocular en la casa del viudo Carlos Carrascosa, donde ocurrió el asesinato de María Marta en 2002. Aunque el acusado fue al lugar, no quiso ingresar a la propiedad.

La diligencia en Carmel se inició pasadas las 11 de la mañana, y se extendió aproximadamente una hora y media. En ese tiempo los jueces, fiscales y abogados de las partes, junto al viudo que actúa como querellante en la causa, recorrieron la escena del crimen y tomaron vista de los lugares mencionados como “clave” en la causa, entre ellos el sitio donde por entonces tres adolescentes dijeron haber visto a Pachelo doblar hacia la casa de María Marta el día del asesinato.

Luego de no haber pisado más el country desde que se mudó en diciembre de 2002, Pachelo llegó alrededor de las 10.15 a bordo de una patrulla del Servicio Penitenciario Bonaerense, custodiado por tres agentes de la División Operaciones Especiales (DOE) de esa fuerza, que lo trasladaron desde la Unidad Penal 9 de La Plata, donde se encuentra detenido.

Una vez finalizada la inspección, las partes se trasladaron a los tribunales de San Isidro, para escuchar a los últimos testigos del juicio, entre ellos Susan Murray, amiga de María Marta y entonces presidenta de Missing Children.

Comentarios

PUBLICIDAD