Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Tiene 10 años, se cayó en la escuela y se atragantó con un chupetín: su estado es crítico

 


Está internado en terapia intensiva y “su estado es de reserva absoluta”, aseguró el director del hospital. Los accidentes más comunes con chicos y cómo prevenirlos.

La ciudad de Córdoba se encuentra conmocionada por la tragedia que tuvo lugar en un colegio privado, cuando un niño de 10 años que corría por el patio de un colegio durante el recreo se atragantó con un chupetín que tenía en su boca. El director del hospital donde se encuentra internado precisó que la situación del chico "es crítica".

El accidente ocurrió en la mañana de este miércoles, cuando el nene jugaba con sus amigos durante el recreo, en la escuela Villa Eucarística.  En un momento, se tropezó mientras corría, cayó al piso, y se atragantó con el chupetín que estaba comiendo.

El nene permanece internado en terapia intensiva en el Hospital Privado Universitario de Córdoba. De acuerdo con lo relatado a medios locales, sufrió un paro cardiorrespiratorio.

Su evolución es monitoreada "minuto a minuto"

Tras el accidente, el nene recibió maniobras de reanimación en el colegio y fue trasladado de urgencia al Hospital Raúl Ferreyra, donde llegó con un notorio cuadro de ahogamiento y asfixia.

La atención médica de emergencia y la complejidad del caso llevó a que el menor fuera derivado al Hospital Privado de Córdoba, donde debieron realizarle una laringoscopía para extraerle la golosina y así lograr suministraele oxígeno.

“Iba corriendo en el recreo con el chupetín en la boca. Inmediatamente, realizaron tareas de reanimación y lo trasladaron al Hospital Raúl Ferreyra. En la guardia el nene tiene un paro cardiorrespiratorio y le logran sacar el chupetín. Desde allí lo derivaron al Hospital Privado”, relató ayer el director del sanatorio privado, José Revigliano, a Canal 10 de Córdoba. 

En detalle, indicó que el menor está con cuidados intensivos y asistencia respiratoria mecánica en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica y aclaró que su evolución es monitoreada “minuto a minuto”. “Fue una situación desesperante y angustiosa. Tenemos que ir paso a paso, viendo la evolución. Estamos haciendo todo lo que tenemos en nuestras manos para salvarlo”, expresó el director.

En tanto, este jueves, el jefe de la unidad de cuidados intensivos pediátricos del Hospital Privado, Juan Díaz, sostuvo que las próximas horas serán "importantes" para conocer la evolución del cuadro. "No estamos en condiciones de dar un pronóstico porque su situación es crítica”, remarcó el especialista a El Doce.

Por último, precisó sobre la situación del menor que el palito del chupetín "estaba cortado uno o dos centímetros", lo que había provocado que "se trabara" y que solo se pudiera sacar "a través de laringoscopia directa, con una pinza". Y agregó: "De otra manera no se hubiera podido sacar”, detalló.

La cadena de oración de la escuela

En las últimas horas, el Consejo Superior del Colegio Fasta Villa Eucarística realizó una publicación en sus redes sociales con un breve mensaje en el que solicitaba a la comunidad educativa y a los padres a unirse a una oración por el alumno, “quien en horas de la mañana sufrió un accidente y ahora se encuentra internado en estado delicado”.

“Pedimos a Dios, por intercesión del Beato Carlos Acutis, que acompañe a él y a su familia en este momento”; concluyó el comunicado.

Los accidentes más comunes durante la infancia 

A medida que los niños crecen, también lo hacen su curiosidad y sus capacidades de desplazamiento. Los chicos tratan de hacer cada vez más cosas por sí mismos, como querer tomar agua de un vaso o agarrar la cuchara y comer por sí solos. También intentan pararse y llegar a lugares que antes no alcanzaban sin ayuda. Algunos accidentes, como los golpes y las caídas, a menudo serán inevitables, pero con una correcta atención y supervisión de los pequeños, es posible lograr que los daños y lesiones que se podrían causar sean menores.

Los especialistas de la Clínica Modelo de Lanús remarcan que, según las estadísticas de la Sociedad Argentina de Pediatría, los bebés y niños sufren la mayor parte de los accidentes domésticos dentro de sus propias casaslo que deriva en ocasiones en una atención médica de urgencia.

Los principales motivos de consultas a emergencias son: quemaduras, cortes que requieren sutura, caídas, asfixias, ingesta de productos tóxicos o medicamentos, descargas eléctricas, explicaron. 

Asimismo, indicaron que los lugares donde suelen pasar los incidentes domésticos en menores de edad son en las habitaciones donde hay agua, como el baño, la cocina, o las piscinas; calor o llamas, como la cocina o los alrededores de las estufas; sitios donde se almacenan sustancias tóxicas, como productos de limpieza y medicamentos; o espacios con altura, tales como escaleras, ventanas muy altas o muebles que se puedan escalar.

Recomendaciones para prevenir accidentes con chicos en casa

Para evitar este tipo de accidentes, es fundamental que todos los adultos de la familia le pongan límites claros a los pequeños, sobre todo a aquellos de entre 1 y 5 años que poco a poco están aprendiendo sobre sus necesidades y sus deseos de independencia. 

Las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación y la Sociedad Argentina de Pediatría para cuidar a los niños de accidentes domésticos, además de la atención constante, son:

  • Mantener fuera del alcance de los niños cualquier tipo de sustancia tóxica o cuya ingesta pueda ser perjudicial. En este punto, es importante prestarle una atención especial al sitio donde solemos colocar los medicamentos, los cosméticos, los productos de limpieza o las bebidas alcohólicas. Nunca deben estar al alcance de los niños.
  • Asegurar los muebles de grandes dimensiones a la pared de manera que no puedan caer si el niño se agarra a ellos para levantarse o si los trepa. También se recomienda evitar los manteles y colocar adornos muy pesados sobre las mesas, sobre todo si el bebé está aprendiendo a caminar.
  • No dejar los cables de los electrodomésticos al alcance de los niños. Es recomendable dejarlos desconectados de la corriente cuando no se estén utilizando.
  • No dejar objetos pequeños ni cortantes al alcance de los niños, colocarlos siempre en los cajones más altos.
  • Limitar el acceso del niño al baño, ya que, además de tratarse de una zona donde suele haber gérmenes y bacterias, también es muy peligrosa dado que los sanitarios y la loza son muy resbaladizos.
  • Mantener todos los objetos del hogar en orden. Debes tener en cuenta que una buena parte de los accidentes domésticos se producen debido a objetos que estaban fuera de lugar y que provocaron una caída o un corte. Así el niño podrá deambular seguro por la casa.
  • Asegurar las alfombras al piso para que no se muevan. Cerrar bien la llave del paso de gas cuando no se utilice.
  • Tapar las cacerolas y sartenes mientras se cocina. Elegir cocinar en las hornallas de atrás y mantener los mangos siempre hacia dentro. Mantener alejados a los niños de la cocina y de la zona de planchar cuando estamos realizando estas tareas.
  • Instalar un detector de humo en la vivienda.
  • Mantener alejadas del alcance de los niños las bolsas de plástico. Pueden introducirlas en la cabeza y asfixiarse.
  • Nunca dejar a los niños solos en la bañera para prevenir ahogamientos. Un minuto sin supervisión puede ser suficiente para que el menor se ahogue.
  • Si existieran armas de fuego dentro de la casa, asegurarse siempre de que estén descargadas, y guardadas bajo llave, lejos del alcance los niños.
  • Contar con un botiquín de primeros auxilios. Siempre tener a mano, en un lugar visible, los número de emergencias. Supervisar constantemente a los niños.
  • Proteger con rejas o defensas adecuadas las ventanas, escaleras y balcones.
  • Tapar los enchufes.
  • No tengas al bebé en brazos cuando estás tomando una bebida caliente.

Comentarios

PUBLICIDAD