Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Avión venezolano-iraní: el presidente de Paraguay afirmó que uno de los tripulantes se hizo una cirugía en Cuba para cambiarse la cara

 



"Imagínense, parece de película", lanzó el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, para reforzar lo que acababa de contar. Es que, según la información de inteligencia que recibió su oficina, uno de los tripulantes del avión venezolano-iraní que permanece retenido en la Argentina se operó en Cuba para "cambiarse la cara".

Abdo Benítez ratificó que "gran parte" de la tripulación del avión retenido en Argentina —y que había aterrizado en su país en mayo pasado— tiene nexos con el terrorismo internacional. 

Fue durante un recorrido por las sedes que albergarán en octubre próximo los Juegos Suramericanos de Asunción, donde el jefe de Estado paraguayo sostuvo que la lucha de Paraguay es contra el terrorismo y no hacia "ningún país", ante el malestar expresado por Irán a raíz de declaraciones de funcionarios paraguayos.



El avión de Emtrasur se encuentra detenido en el aeropuerto de Ezeiza. Foto AP.

"La inteligencia paraguaya hizo un gran trabajo para poder determinar la peligrosidad de este vuelo y desde que Paraguay informó y alertó se pudieron hacer las averiguaciones", aseguró Abdo Benítez.

En ese contexto, afirmó que su país tiene un "compromiso decidido" en la lucha contra el crimen transnacional y el terrorismo. "Y vamos a seguir, no importa de qué países sean. Acá no es una cuestión contra ningún país, la lucha es contra el crimen internacional y contra el terrorismo", zanjó.

También señaló que este caso obliga a las autoridades aeronáuticas, de Aduanas y Migraciones de su país a diseñar protocolos "más rigurosos".

"Uno, inclusive, se operó la cara, para cambiarse la cara en Cuba", confirmó el mandatario, aunque evitó mencionar a cuál  de los tripulantes se refería. Sin embargo, anticipó que "más cosas se van a saber en el tiempo".

El avión de la empresa iraní Mahan Air, que pertenece a Emtrasur, filial del estatal Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), aterrizó el 13 de mayo pasado en Paraguay y partió el día 16 con una carga de cigarrillos con destino a Aruba.

En Paraguay el tema despertó un fuerte escándalo, cuando se descubrió que esos cigarrillos provenían de la empresa Tabacalera del Este SA (TABASA), perteneciente al ex presidente Horacio Cartes. Al respecto, Abdo Benítez afirmó que "no es su culpa" que el avión lleve productos de la empresa de uno de sus rivales políticos.

En una nota verbal, Irán tachó de "vanas e infundadas" las acusaciones contra los tripulantes iraníes y consideró que no han sido acordes "con el antecedente de relaciones amistosas" entre Teherán y Asunción.

El avión de la polémica se encuentra en el país desde el 6 de junio de este año, cuando aterrizó en el aeropuerto de Córdoba. De allí se dirigió a Ezeiza, pero no pudo volver a salir ya que ninguna empresa quiere cargarle combustible. Es porque el avión perteneció a la empresa Mahan Air, vinculada con distintos grupos terroristas.

EE.UU. sostiene que Irán "confió reiteradamente en aerolíneas comerciales iraníes para transportar soldados y material bélico hacia destinos internacionales en promoción de las operaciones terroristas, financiadas por el estado iraní".

Mientras tanto, los tripulantes del avión se encuentran alojados en un hotel de la localidad de Canning. Se trata de catorce ciudadanos venezolanos y cinco iraníes.


Comentarios

PUBLICIDAD