Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Se pasó de cumbia, escabio y violencia





Todo ocurrió luego de que la mujer le reclamara por el volúmen del equipo de música. Después retuvo a la pequeña y no quiso entregarla.


Tipos como estos no hacen otra cosa que causar vergüenza ajena, bronca e indignación. En Quebrachal, un joven de 23 años se portó como el peor padre luego de que su novia y madre de la hija que tienen en común le reclamara por el volúmen de la música que escuchaba. Todo terminó con el sujeto detenido e imputado por violento.
El triste protagonista es Brian Facundo Mamaní. El domingo por la tarde, empezó a beber y tenía la música "al palo". Cuando su pareja -con la que convive hace poco- le pidió que bajara el ruido para que la niña descanse, la golpeó en el rostro y la espalda, profiriendo insultos y amenazas.
Luego tomó a la niña y no se la quería devolver y que luego se percató que tomó dinero destinado al sustento de la menor de su billetera y no se lo quiso reintegrar.

Comentarios

PUBLICIDAD