Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Santo Tomé: confirmaron condena de prisión perpetua para femicida

LA VÍCTIMA, JUNTO A UNA DE SUS PEQUEÑAS HIJAS.

En noviembre de 2016 se conoció la con­de­na a reclusión perpetua dictada por el Tribunal Oral Penal de Santo Tomé contra Carolos O Pon­ce, tras en­con­trar­lo culpable de la muer­te de su es­po­sa, Adria­na Dos San­tos. Des­de en­ton­ces, la de­fen­sa re­cu­rrió a ca­sa­ción. Fi­nal­men­te, el Su­pe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia (STJ) re­cha­zó ese pe­di­do y con­fir­mó la pe­na de pri­sión per­pe­tua.
Fue así que el STJ dic­tó la sen­ten­cia Nº11/20 re­cha­zan­do di­cho pe­di­do, y con­fir­mó la pe­na del Tri­bu­nal Oral Pe­nal de San­to To­mé.
El he­cho tu­vo lu­gar el 6 de sep­tiem­bre del 2014 en la ciu­dad san­to­to­me­ña.


Da­tos ob­te­ni­dos en ese en­ton­ces por dia­rio épo­ca, se­ña­la­ron que el fe­mi­ci­dio su­ce­dió en una ca­sa ubi­ca­da so­bre Sá­enz Pe­ña al 300, lue­go de una vio­len­ta dis­cu­sión. Allí, Car­los Omar Pon­ce ro­ció con naf­ta a Dos San­tos y le pren­dió fue­go, in­cen­dian­do ade­más su ho­gar.
Lue­go de eso, in­ten­tó qui­tar­se la vi­da elec­tro­cu­tán­do­se en un pos­te de al­ta ten­sión, pe­ro no lo­gró su co­me­ti­do, y fue apre­hen­di­do por efec­ti­vos de la sec­cio­nal Se­gun­da de esa lo­ca­li­dad.
EL DESPIADADO ASESINO AL FIN CUMPLIRÁ CON EL FALLO JUDICIAL EN SU CONTRA.
EL DESPIADADO ASESINO AL FIN CUMPLIRÁ CON EL FALLO JUDICIAL EN SU CONTRA.
-
Los fa­mi­lia­res de Dos San­tos ex­pre­sa­ron a es­te me­dio es­tar in­tran­qui­los an­te la po­si­bi­li­dad de que la Jus­ti­cia pue­da de­jar en li­ber­tad al hom­bre, ya que és­te ha­bría adu­ci­do no re­cor­dar lo que pa­só.
“Él di­ce que no se acuer­da de na­da. Ya sa­be­mos que lo quie­ren ha­cer pa­sar por lo­co, pe­ro eso no es cier­to”, se­ña­ló una de las nue­ve her­ma­nas de la víc­ti­ma.
Lo cier­to es que la mu­jer tu­vo que­ma­du­ras de pri­mer y se­gun­do gra­do en el 75 por cien­to de su cuer­po y, lue­go de tres dí­as de ago­ní­a, fa­lle­ció por in­su­fi­cien­cia res­pi­ra­to­ria a cau­sa de las gra­ves le­sio­nes su­fri­das.
Los doc­to­res Ale­jan­dro Chain, Eduar­do Pan­se­ri, Gui­ller­mo Ho­ra­cio Sem­han, Fer­nan­do Au­gus­to Niz y Luis Eduar­do Rey Váz­quez, se­ña­la­ron que es­ta­ba de­bi­da­men­te acre­di­ta­do que el con­de­na­do era res­pon­sa­ble del de­li­to de “Ho­mi­ci­dio agra­va­do por la re­la­ción de pa­re­ja y la vio­len­cia de gé­ne­ro, en con­cur­so ide­al”.

Comentarios

PUBLICIDAD