Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Los pescadores piden abrir la pesca porque es un deporte individual que respeta distancias

Pescadores lanzando la caña en la ribera del Tera, el año pasado.

Incertidumbre entre un colectivo que reclama poder disfrutar de una de las actividades de ocio en el mundo rural.

La incertidumbre se ha instalado entre los pescadores ribereños ante un incierto comienzo de la temporada de pesca en Castilla y León. El presidente de la asociación de pesca Sanabria y Carballeda, Manuel Mateos, considera "falta de lógica y ridículo el no poder practicar dicho deporte, con la adopción de medidas".
La asociación comarcal de pesca señala que el entorno rural "carecemos de actividades de ocio y por lo menos que disfrutemos de las que tenemos". Para Mateos, la redacción de la ley de Pesca garantiza en estos momentos la protección de los pescadores en cuanto a separación "estamos en un medio natural solos, con un número de pescadores en un radio de terreno muy amplio" que garantiza el distanciamiento mínimo de dos metros.
La única medida adicional es que "no deben dejar llegar a pescadores de otras provincias, para lo que solo se debe autorizar la pesca en las comarcas de las provincias que tengan acceso a dichos espacios, hasta que la pandemia termine". El presidente reitera "que no se puede viajar entre provincias, ni de unas zonas de las provincias o de la capital a los pueblos".
La situación esta temporada es excepcional "pero no entendemos que en pueblos de menos de 5.000 habitantes tengan restricciones de horarios, ni de deporte, ni de límite en el territorio del municipio". Como tampoco se entiende que "los pescadores no podamos ir a pasar la tarde o mañana al río que es donde más seguros estamos".

Comentarios

PUBLICIDAD