LAS MARIAS


Una mujer dio a luz mientras estaba en coma por coronavirus: "Soy un milagro"




"Siento que soy un milagro andante", contó la mujer, que estaba embarazada de 33 semanas cuando empezó con los síntomas del Covid-19.
Se trata de una historia que da esperanza en medio de tanta tristeza mundial. La historia de Angela Primachenko está dando la vuelta al mundo. Es que esta mujer residente en la ciudad de Vancouver (Washington) acaba de recibir el alta del hospital tras haber dado a luz a su pequeña, Ava, hace tan solo unos días. Lo más llamativo es que esta joven de 27 años no tuvo un parto común al contagiarse de coronavirus.
Angela Primachenko estaba embarazada de 33 semanas cuando a finales del mes de marzo se hizo la prueba de COVID-19 porque tenía fiebre y otros síntomas relacionados con la enfermedad, tal y como ha explicado al medio estadounidense Today.
Poco tiempo después la situación empeoró, al punto que terminó en la Unidad de Cuidados Intensivos con respirador y en coma inducido. La situación inquietaba mucho a los médicos, que buscaban la manera no sólo de salvar la vida de Angela, sino también la de su hija.

"Siento que soy un milagro andante", confesó desde su casa después de recibir el alta el 11 de abril. "Obviamente, nadie esperaba que enfermara tanto", admitió la joven, reconociendo que aún "no esperaba dar a luz" a la niña teniendo en cuenta todo lo que pasó. "Despertar de repente y ver que ya no tenía barriga fue alucinante", afirmó.
Ni bien nació la pequeña, de nombre Ava, fue trasladada a la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), donde aún permanece. Durante su estancia en el hospital, Angela solo pudo ver y conocer a su pequeña a través de videollamada.
Como también pasa en España, cuando Angela abandonó la UCI días después de dar a luz, todos los médicos la aplaudieron. Emocionada, fue traslada en camilla a una habitación común, donde continuó recuperándose unos días más. "Fue un momento muy emotivo", recuerda.
Por suerte, hoy ya está en casa. Pero su pequeña no, aunque ya puede abrazarla porque ya ha superado la enfermedad después de haber dado negativo en las nuevas pruebas por coronavirus. "¡Estoy llorando ahora! ¡Estoy libre de Covid-19! ¡Y sosteniendo a mi bebé en mis manos!", escribió en Instagram la mujer, donde ha publicado recientemente una foto en la que por fin tiene a Ava en sus brazos.
"Ava lo está haciendo genial y está ganando peso cada día como una campeona. ¡En una semana más o así podré llevármela a casa!", asegura en otra publicación en la que aparece con mascarilla porque es el protocolo que establece la UCIN.
Su marido, David, y su hija mayor, de tan solo 11 meses, Emily, esperan la llegada a casa del nuevo miembro de la familia. Por suerte, ambos han dado negativo en las pruebas de coronavirus.

Comentarios

TARAGUII