LAS MARIAS


España: tienen 11 hijos, todos infectados con coronavirus y así pasan la cuarentena



Irene y José tienen 11 hijos, son 13 personas bajo el mismo techo y todos tienen coronavirus. Como corresponde, están haciendo la cuarentena. Así vive este singular momento la familia Cebrián en España.  
Te puede interesar: Coronavirus: Alberto Fernández definió nueva fecha de la cuarentena y algunas excepciones
“La primera que tuvo la enfermedad fue mi mujer, que dio positivo el 18 de marzo”, contó José al programa Cortá por Lozano mediante videollamada. “Cuando nos dieron el positivo, yo ya estaba fatal, y a partir de ahí los niños fueron cayendo de dos en dos”, dijo luego. Además narró que cuando uno se iba descomponiendo ya había otro de sus hijos que estaba recuper

Síntomas en los chicos


En pocos días, fueron cayendo los hijos de la familia. "Los síntomas en los niños han sido muy intensos pero muy cortitos -explicó-. En poquitas horas te empiezan a decir que les duele la cabeza, la panza, les sube la fiebre. Empiezan a vomitar. Tienen un día o un día y medio que te preocupan, pero al día siguiente están fenomenal. Es maravilloso volver a escuchar que tienen hambre y que quieren comer”, confesó el papá de la familia.
Fernando (14) terminó su confinamiento el 24 de marzo y oficia como embajador de asuntos exteriores de la familia: sale, con el único barbijo que tienen, y baja hasta el estacionamiento del edificio donde les dejan, apoyadas en el piso, las bolsas del súper.
Un dato para tener una idea del día a día de esta familia: Los Cebrián, consumen seis litros de leche por día.
Ni hablar cuando llega la hora de tomar una clase online: “Lo difícil aquí es conseguir una computadora o una tablet. No hay para todos. Nos vamos turnando”, admite Chema, quien está teletrabajando desde su casa. Es arquitecto y enseña en una escuela de diseño de Valladolid. “Hemos recuperado dos tablets viejas, luego, nos arreglamos con el celular de mi mujer y el mío más un portátil y la computadora familiar. Eso sí, si nos quedamos sin wi-fi es el naufragio absoluto.”
Chema cuenta que intentan pasar los días de encierro "con buen humor, con paciencia y rezando mucho, tengo que decirlo". Los Cebrián son muy religiosos. Irene y Chema, todas las mañanas, participan de la celebración de misa por YouTube. Por las tardes rezan todos juntos el rosario.
En la cocina pegaron una hoja con objetivos individuales para cada integrante de la familia: “La mayor se propuso enfadarse sólo una vez al día", contaron. Irene sólo puede poner un tuit al días y Chema dejó los auriculares para no quedar aislado del resto de la familia.
“Hubo días duros. Ya estamos camino de la tercera semana y creo que estamos todos ya casi recuperados, pero el médico nos dice que debemos estar atentos, que ha habido mucha carga viral en nuestra casa y que, como es un virus nuevo, hay que estar expectantes”, finalizó.

Comentarios

TARAGUII