Yerba Mate Taragüi: El poder de un sabo


Coronavirus: Aerolíneas destinará diez aviones para repatriar argentinos

Presentacion del nuevo Airbus A-330 de Aerolineas Argentinas - Foto Prensa buenos aires nuevo Airbus A 330 presentacion nuevo avion aviones de la empresa aerea aerolineas argentinas


Aerolíneas Argentinas tiene 5.400 pasajeros con ticket de regreso, de acá al 10 de abril, desde las zonas afectadas por el coronavirus. Pero, además, la línea de bandera está armando un operativo, cuyas aristas se van a definir este fin de semana, para traer con su flota de diez aviones Airbus A330 (de 270 asientos) a los miles de argentinos que viajaron a Europa y EEUU con otras líneas aéreas y que no podrán tomar el vuelo de regreso antes de este martes (lunes, en el destino de salida), que es el día en que comenzará a regir la veda de vuelos por 30 días.

A través de un comunicado, la empresa anunció que realizará sus últimos vuelos regulares a Europa y Estados Unidos este fin de semana, hasta el lunes inclusive, y que a partir del martes destinará sus aviones y tripulaciones internacionales para traer tanto a los pasajeros propios como a los de otras líneas aéreas. "Estamos conversando con todas las líneas aéreas, están las cartas sobre la mesa. Hay distintas opciones y queremos definirlas este fin de semana", dijeron voceros de la línea aérea que encabeza Pablo Ceriani.
¿Cuáles son esas opciones? La que más se mencionaba ayer a la tarde era ponerse de acuerdo con las aerolíneas extranjeras para llenar los aviones de ida con pasajeros extranjeros en el país que no hayan podido tomar su vuelo de regreso en otra línea aérea antes del lunes. Para eso, además, los encargados de venta de todas las empresas tienen que acordar previamente los mecanismos de reintegro de cada pasaje, a través de endosos entre compañías. "El operativo va a tener la lógica de un avión sanitario, pero la gran diferencia es que cada asiento se paga", agregaron las fuentes de Aerolíneas.
Cada semana, aterrizan sólo en Ezeiza 152 vuelos provenientes de Europa y Estados Unidos. Las líneas extranjeras más activas son LATAM, que antes de restringir sus vuelos internacionales traía cada día 5.000 pasajeros a la Argentina, con 24 vuelos provenientes del exterior que aterrizaban en seis aeropuertos diferentes. Buena parte de esos vuelos seguirán llegando desde aeropuertos que aún no están restringidos, como Santiago de Chile y Guarulhos (San Pablo). "Esperamos que a través de la reprogramación de los vuelos a través de esas rutas podamos traer a todos nuestros pasajeros argentinos que no podrán regresar este fin de semana", dijeron en las oficinas locales de LATAM.
La otra aerolínea con más operaciones es American Airlines, que anunció su propia veda de vuelos hacia la Argentina: en vez de retomar el 16 de abril (30 días), sus rutas quedarán suspendidas hasta mayo (los vuelos que llegan desde Miami), junio (Nueva York y Dallas) y octubre (Los Angeles). También quedará suspendida la ruta entre Miami y Córdoba desde este lunes, sin fecha de reanudación por el momento.
El resto de los vuelos que llegan a la Argentina se atomizan entre varias compañías. Entre las europeas se destaca Iberia (entre dos y tres frecuencias diarias desde Madrid), Lufthansa (dos frecuencias desde Frankfurt, más algunas frecuencias semanales de su controlada Edelweiss), Air France-KLM (entre dos y tres frecuencias diarias con las dos marcas), Alitalia, British Airways, Air Europa y Level, entre otras. Entre las aerolíneas estadounidenses aterrizan en Ezeiza, además de American, sus competidoras Delta y United.
En principio, todas estas empresas tienen pasajeros argentinos en el exterior y extranjeros en el país que tienen su ticket de regreso entre este martes y los 30 días posteriores que durará la veda. La idea del Gobierno es que todos ellos terminen viajando en los Airbus de Aerolíneas. Pero lo más acuciante no es la programación de las próximas semanas, sino lo que está pasando en estas horas. "Todo el mundo quiere volver ya y no pocos están entrando en pánico. Y nosotros somos el fusible", explicaban en una de las líneas extranjeras.

Un dato no menor es que si bien las aerolíneas están ofreciendo devolver el importe de los pasajes no volados, o bien no penalizan los cambios de fecha, no todas son igual de abiertas con lo que se denomina cambio de asiento. "Si un pasajero tiene vuelo de regreso para dentro de diez días y quiere volver este mismo fin de semana, no tiene penalización. Pero sí tiene que pagar el precio por el cambio de asiento, ya que las líneas aéreas cobran el asiento disponible con distintas tarifas a medida que se acerca la fecha del vuelo. Eso está generando las peores discusiones", agregaron en otra de las empresas.

Comentarios

PUBLICIDAD